Introducción a los Planetas

Los planetas son los personajes del zodiaco, son los arquetipos primordiales, así como los protagonistas del cielo.

A los planetas se los conoció antiguamente como las estrellas errantes, ya que a diferencia del resto de las estrellas fijas, ellos van por su camino. Y hacen tendencia. Cuando un planeta transita por un signo influencia al colectivo a tratar los asuntos que están bajo su “juridicción” de una determinada forma.

En una carta natal los planetas son como órganos de función, porqué cada uno de ellos se encarga de llevar a cabo una acción específica al interno de la personalidad. 

En una carta natal, cada planeta representa un impulso básico, y cada uno puede tener una variedad de expresiones potenciales, todas fluyendo de una idea central. Venus, por ejemplo, representa la fuerza de la belleza, la cohesión y la cooperación en el cosmos; de ahí surge la idea de su papel astrológico como significante de nuestra capacidad para relacionarnos y encontrar puntos en común con los demás, la noción de amor romántico y nuestras potencialidades estéticas y artísticas.

La carta de cada persona contiene todos los planetas, pero de carta en carta, los planetas ocuparán diferentes signos del zodíaco y diferentes casas, y tendrán diferentes relaciones (en otras palabras, diferentes “aspectos”). Por lo tanto, cada carta ofrece una imagen completamente única, con los planetas expresándose de acuerdo con el patrón particular de ese individuo.

La astrología divide los planetas en cuatro grupos principales.

1. El Sol y la Luna conocidos como “luminarias”, con el Sol como regente del mundo diurno y la Luna como regente del cielo nocturno. Estos dos cuerpos juegan siempre el papel fundamental.

2. Mercurio, Venus y Marte son los “planetas personales”, que representan la personalidad básica. 

3. Júpiter y Saturno son los “planetas sociales”, llamados así porque representan los procesos de socialización y ajuste dentro de nuestros contextos de familia y sociedad; Júpiter, como principio de expansión, nos conecta con el mundo en general a través de la educación, los viajes, la filosofía y creencias religiosas; Saturno, como principio de contracción, nos llama a ajustarnos a las reglas y regulaciones que son una parte inevitable de la vida humana y nos hace madurar y ser auto suficientes.

4. Urano, Neptuno y Plutón son los planetas “colectivos”, “transpersonales” o “generacionales”. Esto se debe a que tienen órbitas muy lentas y pasan mucho más tiempo en un signo del zodíaco. El signo del zodíaco que ocupan tiende a describir los ideales y preocupaciones políticas y sociales colectivas prevalecientes durante esa época en particular.

También incluiremos a los nodos del karma, que no son planetas, más bien puntos de encuentro entre la órbita del Sol y de la Luna, y nos dan mucha información acerca del tiempo, la dirección y el destino.

Los planetas se rigen por dignidades, que nos dicen donde un planeta da lo mejor de sí y donde se siente limitado.

También es muy importante conocer su ritmo, a que velocidad recorre el zodiaco.

Empezaremos comprendiendo estos dos factores y después pasaremos a analizar planeta por planeta.

Vamos !

Un programa con todos los entrenamientos para interpretar cartas natales, hacer sesiones con clientes y vivir de tu pasión.

60% descuentoÚltimas horas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *