Un consejo antes de empezar

Regresa por un momento con la memoria a cuando eras pequeño.

Antes de que aprendiste a saber decir la hora.

Si mirabas el reloj no tenía ningún sentido para ti.

Recuerdas como aprendiste a saber leer la hora en un reloj?

Equivocándote.

Equivocarte las suficientes veces te permitió desarrollar el intelecto necesario para comprender la hora.

Podríamos ir aún más hacia atrás, a cuando aprendiste a caminar.

Para poder aprender a caminar te caíste un sinfín de veces. Y en cada caída aprendiste algo nuevo y ahora caminas como si nada.

El principio del aprendizaje requiere sea de la repetición de un concepto, cuanto de estar dispuestos a equivocarse y aprender.

Pero cuando hablamos de una ciencia máxima como la astrología se requiere algo más:

La astrología se compone de técnica e intuición, matemática y psicología, analogía y lógica.

En tu cerebro eso se procesa por dos diferentes hemisferios:

-el hemisferio izquierdo es lógico y se ocupa de la parte técnica y matemática.

-el hemisferio derecho, es analógico, y se ocupa de la parte intuitiva, humanista.

En mi experiencia he visto muchos estudiantes de astrología llegar a un punto del aprendizaje y bloquearse.

Aprenden la técnica y cuando empiezan a ponerla en práctica, a interpretar, se bloquean porqué deben de integrar la parte intuitiva, humanista.

O sucede el contrario, tienen gran intuición y entienden de forma natural la astrología. Pero a la hora de integrar la técnica y la matemática detrás del zodiaco, se sienten bloqueados.

Esto sucede porqué para integrar el lenguaje astrológico debes trabajar simultáneamente con ambos hemisferios, el derecho y el izquierdo. Usar la técnica y la intuición.

Esto sucede de forma gradual cuando vas aprendiendo, y por momentos puede generar confusión, frustración o bloqueos.

Pero no sucedió lo mismo cuando aprendías a caminar ? Para aprender cualquier cosa hay que estar abiertos a la frustración y comprender que es parte del proceso.

Las personas tienden a usar más un hemisferio del cerebro del otro, a tener más capacidades artísticas y humanas (hemisferio derecho) o más capacidades lógicas y prácticas (hemisferio izquierdo). En cualquiera de los dos casos la astrología te pide que integres la otra parte y que generes nuevas conexiones entre ambos hemisferios.

A veces esto se experimenta como un “corto circuito”, como si el cerebro va en tilt.

Quiero que sepas que todos los que estudiamos astrología pasamos por esto.

Simplemente tómalo como parte del aprendizaje.

Y recuerda, hoy caminas como si fuera lo más natural del mundo, pero para llegar a eso te caiste cien veces y no desististe.

Comprender el lenguaje astrológico te da acceso a muchísimas herramientas poderosísimas que cambiaran tu vida.

Sigue adelante y disfruta el proceso, vale demasiado la pena.

Un programa con todos los entrenamientos para interpretar cartas natales, hacer sesiones con clientes y vivir de tu pasión.

60% descuentoÚltimas horas

7 comentarios

  1. gracias Erica por este consejo porque con mi dislexia a veces el cortocircuito se da muy a menudo, ara me quedo mas tranquila. Eres genial explicando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *