Ritual de cumpleaños

¡Feliz cumpleaños!

Cada año el Sol regresa al mismo lugar donde estaba situado en el momento de tu nacimiento. El Sol representa tu conciencia externa, tu vitalidad, y cuando regresa a la posición en la que está en tu carta natal, te llenas de esa conciencia y vitalidad.

Como el Sol recorre un grado del zodiaco al día (aprox.), este extra de conciencia y vitalidad no dura mucho, por eso es bueno aprovechar el momento para trazar positivamente tu destino en el nuevo año que inicias, pero también para agradecer y celebrarte.

¿Qué necesitas para tu ritual?
¿Cuándo se realiza?
El día de tu cumpleaños. Como el sol se mueve un grado por día, puedes hacerlo también un día antes o un día después.
Paso a paso:
Arma el espacio para tu ritual, reuniendo todos los elementos cerca tuyo. Musicaliza si así lo deseas. Comienza leyendo todas las instrucciones y tenlas a mano. Este momento es para ti, recuérdalo, disfrútalo. Buen viaje.
1. Toma el frasco y ábrelo

Toma la piedra
2. Tómate un momento para pensar en el año que concluye. Recuerda algo concreto que recibiste durante este año que pasó, puede ser algo muy significativo o algo pequeño, un regalo o cualquier cosa que hayas conseguido por tu cuenta. Agradécelo.

3. Mantén el enfoque en el agradecimiento y piensa en algo tangible, material, que quieras recibir en este nuevo año ¿lo tienes? Di “Gracias” y coloca la piedra dentro del frasco.

Vamos con la flor
4. Ahora toma la flor entre tus manos y tómate un momento para pensar en el año que concluye. Esta vez, recuerda un sentimiento que hayas experimentado y que te haga sentir agradecida. Esa amistad o ese amor bonito, algún gesto o situación que te acarició tu corazón. Conecta con esa emoción. Sonríe y vuelve a mantener el enfoque en el agradecimiento.

5. Luego, piensa en qué sentimiento o emoción quieres vibrar y atraer este nuevo año. ¿Cómo te gustaría sentirte? Di “Gracias” y coloca la flor dentro del frasco.

Ahora la sal
6. Toma la sal entre tus manos y recuerda nuevamente el año que pasó. Rememora una nueva idea o realidad que experimentaste durante el año que concluye, y que te hace sentir agradecida. Una nueva manera de ver las cosas, una nueva dirección o algo que hayas experimentado a nivel mental, y que se haya sentido como una mini-iluminación.

7. Una vez que tengas el recuerdo, vuelve a enfocarte en el agradecimiento y piensa en la dirección que deseas llevar, qué estado mental quieres mantener, o qué capacidades quieres integrar. Piensa en cómo quieres que esté tu mente esta vuelta al sol que comienza. Di “Gracias” y coloca la sal dentro del frasco.

Llegó el turno del anillo
8. Toma el anillo entre tus manos. Quien te visita este día es nada más y nada menos que el sol. Él es responsable de la luz y la vida en la tierra. La mayor fuente de calor y consciencia.

9. Con esto en mente, di “Gracias” y pon el anillo dentro del frasco. Tapa el frasco.

10. Prende la vela y deja que se consuma

11. Una vez que la vela se consuma, abre el frasco y ponte el anillo. Trata de usarlo con mucha frecuencia. Es muy especial: Tiene la energía del Sol.

12. Cierra el frasco nuevamente y entierralo.

Deseo que todos tus sueños se realicen

Feliz cumpleaños.

Un programa con todos los entrenamientos para interpretar cartas natales, hacer sesiones con clientes y vivir de tu pasión.

Inscripciones abiertas: 2º Ciclo