Agua intencionada, un ritual para soltar lo que ya no te suma

La Luna negra es ese momento del mes cuando el cuerpo tiende a soltar los pesos muertos, las toxinas y las experiencias que ya no sirven. ¿De qué te quieres deshacer ? Qué quieres soltar?
Cuando soltamos, hacemos espacio a lo nuevo, dejando atrás lo que pesa, duele o ya no nos nutre. Vamos a ello.

El agua nos escucha. ¿Escuchaste hablar de Masaru Emoto? Él demostró que el agua tiene la capacidad de recibir los estímulos a los que la exponemos.

¿Cuándo se hace este ritual?

En fase balsámica / luna negra

Necesitas:

Manos a la obra

1. Decide qué tiene que irse de tu vida: puede ser una actitud, un recuerdo, una adicción, una persona.

2. Escribe en tu etiqueta / papel : “ LAVA ….” Y lo que decides soltar. Por ejemplo “LAVA TRISTEZA”, “LAVA FALTA DE RESPETO”, “LAVA DESAMOR”.

   –> Si tienes un cuarzo colócalo dentro de la botella de agua.

3. Coloca la etiqueta en tu botella y déjala tres horas. A partir de ese momento puedes tomar el agua de tu botella. Puedes rellenarla y hacerlo por los próximos días, hasta la Luna nueva. Deja que su agua te lave y se lleve eso que ya no te suma.

Cada día tienes infinitas posibilidades de ser feliz y de brillar. No te las pierdas. Aprovecha el nuevo espacio para algo luminoso, feliz, positivo.

Y recuerda, la vida es más fácil si sigues los ciclos y le das prioridad a tus necesidades esenciales. La Luna negra es un momento para descansar. Honra tu cuerpo, tu casa y tu corazón.

Mereces mucho cuidado del bueno. Proporcionártelo es tu deber fundamental. ♡

Un programa con todos los entrenamientos para interpretar cartas natales, hacer sesiones con clientes y vivir de tu pasión.